Documento de conclusiones finales de las sesiones celebradas en el transcurso del encuentro #NeThinking2015, celebrado en San Simón, a Illa do Pensamento.

  • ¿QUIÉNES SOMOS? ¿DE DÓNDE VENIMOS? ¿A DÓNDE VAMOS?

Hace un lustro nos preguntábamos en esta Isla del Pensamiento si sería posible sobrevivir sin tener una identidad digital, si sería posible vivir fuera de Internet. Evidentemente, no teníamos respuesta a esas preguntas, al igual que hoy. Lo que teníamos claro hace cinco años, y sigue estando vigente, es que no hay un único Internet, sino que cada uno de nosotros configuramos nuestra propia realidad en el mundo virtual.

Otro punto muy debatido ha sido el de los derechos de autor. Hoy ya nadie parece cuestionarse que no tiene tanto sentido el “pago por la posesión” de cultura digital y sí el “pago por el acceso”, con la proliferación de plataformas como Spotify, 24Symbols, Netflix, etc.
Hace cinco años nos preocupaba acabar con la brecha digital, que todo el mundo dispusiese de acceso a Internet con unas tarifas razonables y la formación necesaria. Hoy, ese acceso parece universal pero surgen otros retos importantes como el ciberacoso o el aislamiento social derivado de la falta de acceso a las tecnologías y que suponen un nuevo reto a afrontar durante los próximos cinco años.

  • ¿ESCLAVOS DE LAS TECNOLOGÍAS?

El uso cotidiano de la tecnología nos hace plantearnos si las utilizamos como un avance que mejora la calidad de vida de las personas o son una herramienta de control y vigilancia.

En el caso de herramientas de comunicación, como las aplicaciones de mensajería instantánea, es especialmente preocupante aspectos como la privacidad. Cedemos a servicios, redes sociales o aplicaciones una parte de nuestra vida a cambio de un servicio gratuito.

La pérdida de la atención y la productividad es otro de los aspectos sobre los que reflexionar. Tenemos acceso a multipantallas, servicios que requieren una atención constante y que generan en los usuarios una sensación de “perderse algo” al estar un tiempo desconectado.

  • ¿PARA QUÉ USAMOS LAS REDES SOCIALES?

El uso personal y profesional conviven de un modo natural en las redes sociales. El tono y el ambiente están claramente influenciados por el contexto social, político y económico. La crispación social se traslada a las redes, porque éstas son un reflejo de lo que ocurre en la calle.

Con el tiempo, la mayoría de nosotros hemos ido modificando nuestra forma de tuitear. Hemos tomado conciencia de la repercusión de las opiniones que vertimos en las redes sociales.

Dentro de twitter hay diferentes micromundos, cada uno de nosotros tiene a pensar, como usuario, que la realidad es la que describe su propio Timeline. Pero cada Timeline no deja de ser un diseño personal.

Nos planteamos la importancia de las redes sociales como elemento de organización de acciones sociales. ¿Qué capacidad real tienen twitter y el resto de herramientas digitales, para trasladar acciones sólidas de respuesta, activismo, o protesta a la calle?

Tendemos a magnificar la importancia y la influencia de una red social como twitter, porque en ella están muy presentes los periodistas, los medios “tradicionales” de comunicación y los políticos. Sin embargo, otras redes como Instagram o Youtube captan mayor atención de otros sectores de población, y tendemos a pasar por alto su capacidad de difusión.

  • ESCRIBIR EN INTERNET: USOS Y LENGUAJE CLARO

Joaquín Müller, director general de la Fundeu, apuntó a las dificultades que tiene el español a la hora de evolucionar debido a la velocidad de los cambios, y a que muchos nuevos conceptos, productos y palabras se generan en otro idioma (el inglés) y entran en el nuestro sin apenas tiempo para adaptarnos.

Destacó 3 aspectos importantes en los cambios:
A) La escritura para pantallas en la que piensa que fundamentalmente se trata de una adaptación de lo existente a un nuevo entorno.

B) la instantaneidad que nos lleva a una oralización del discurso que se llena de señales de lo narrado frente a lo escrito (abundancia de signos de exclamación y puntos suspensivos, mayúsculas con afán exclusivamente expresivo, etc)

C) Individuo. Los individuos se han convertido en medios, en ocasiones con importantes audiencias, y eso también está llevándonos a una exaltación del yo con implicaciones importantes en la escritura.

La catedrática de la Universidad de Barcelona, Estrella Montolío defendió por su parte lo que denominó el “derecho a entender” de los ciudadanos en su comunicación con la administración pública y las empresas. Aludió a los movimientos internacionales que han conseguido que se modifiquen las maneras de actuar de los gobiernos (locales o estatales) frente a sus electores, moviéndose hacia una comunicación más sencilla.

La necesidad de un “Lenguaje Claro” que no ha de ser por ello simplista fue también uno de los puntos fuertes de su argumentación. También hizo referencia a la escritura multimodal (con texto, interactividad, videos, audio…) y a la importancia cada vez mayor en la forma de comunicarse, de manera muy especial en las nuevas generaciones.

  • LOS LÍMITES DEL HUMOR

Ha quedado de manifiesto que el humor no tiene límites objetivos, y que la frontera de lo aceptable y lo inaceptable se encuentra en los oídos de quien escucha. Qué le puede sentar mal a alguien y qué no, es sólo una cuestión de proximidad y contexto.

En las redes sociales la inmediatez, la eventual ausencia de marco y la propia limitación de espacio implican la omisión del matiz, provocando que la repercusión sea difícilmente controlable. Se constata una diferencia de filtro a la hora de reaccionar ante ejercicios humorísticos polémicos entre el mundo físico, donde la cortesía, la vergüenza o la distancia evitan un conflicto mayor, y el mundo digital, en el que la respuesta suele producirse de un modo más beligerante y generalmente de forma masiva.

En lo que respecta al humor, las redes sociales funcionan como un contenedor en el que descargar sin reservas el malestar generado por la superación del límite, como la ira que el conductor libera en la “intimidad” de su coche. Cuando se trata de censurar comportamientos cara a cara, las formas siempre se suavizan.

Por tanto, los límites del humor son los que uno mismo establece. Y si alguien se siente ofendido, siempre puede zanjar el asunto con un sencillo clic. Es lo más sensato.

  • REDES: INFORMACIÓN Y PROPAGANDA

La reflexión sobre la diferencia entre el periodismo profesional, el periodismo ciudadano, la información y el testimonio está llena de matices y ha sufrido una evolución a lo largo de los años.

El debate se centra en cómo los medios convencionales perdieron en su día credibilidad y poder, en un proceso acelerado por la eclosión del llamado periodismo ciudadano, que se presentaba como la alternativa de futuro. Hoy en día estos dos extremos se han equilibrado. Se asume que el ciudadano cuenta con unas herramientas tecnológicas que le permiten actuar como informador aportando material de manera instantánea. Sin embargo, lo lógico es pensar que ese informador es más un testigo de un acontecimiento concreto, que en un momento dado puede informar pero también generar confusión o transmitir mensajes sin contrastar. Por tanto, el papel del periodista profesional sigue siendo necesario para organizar, jerarquizar, filtrar, contrastar y transmitir noticias para las que el ciudadano-testigo debería ser una fuente más.

¿Hasta qué punto internet, que se consideraba una promesa de pluralidad, se está empezando a convertir en una pesadilla en la que el deterioro de los medios de comunicación convencionales y la dificultad para encontrar modelos alternativos están ayudando a hacer pasar por información genuina lo que es una estrategia de propaganda?

En internet es muy difícil establecer estas fronteras. No obstante, los medios digitales están empezando a establecer esta discriminación y evitan colar propaganda o publicidad como información porque eso va en detrimento de su credibilidad. Quizá el usuario está madurando también y aprendiendo a discriminar la publicidad y la propaganda de la información. Las señales son nuevas y lo que mejor funciona es la fiabilidad indirecta, siguiendo las pistas de aquellos que te ofrecen credibilidad.

#